martes, 14 de julio de 2009

Gustavo Rodríguez Argumedo, de regidor a caníbal


Al Margen


Gustavo Rodríguez Argumedo,
De regidor a caníbal

Por: Manuel Padilla Muñoz

EL CASO HA INDIGNADO la sociedad lagunera: el regidor priista Gustavo Rodríguez Argumedo, integrante de la primera autoridad del municipio que es el Cabildo, de edil, se ha convertido en un caníbal que a mordidas ha provocado la mutilación de uno de sus dedos a la mesera Laura Cardoza Aguirre, en un vulgar pleito de cantina en los arrabales. Lo grave es que el regidor, conocido también en el bajo mundo del hampa como “El Garras”, no actuó solo sino que a la agresión se sumaron su esposa Rosa Guerrero y dos mujeres más. Si esto es grave, un verdadero peligro social representa pensar solamente en manos de que autoridades estamos. En un caso que también tiene indignada a la sociedad lagunera, el policía Abelardo Hernández golpeó en forma salvaje al señor Oscar Molina, quien después de 50 días se encuentra entre la vida y la muerte y ahora el regidor priista golpea a una indefensa mujer y a mordidas le cercena uno de sus dedos, lo que nos indica la clase de funcionarios públicos zaque tenemos a quienes, desgraciadamente, les hemos confiado nuestras pertenencias, nuestras vidas y la de nuestros hijos. Es una muestra más del desprecio que tienen estos funcionarios municipales actuales a los ciudadanos que les dan de comer. Ni un perro muerde la mano del que le da de comer. Gustavo Rodríguez Argumedo, cual émulo lagunero del personaje cinematográfico de Aníbal “El Caníbal” Lecter, sí. Por eso se le conoce ya al regidor Gustavo Rodríguez Argumedo como Gustavo “El Caníbal”, por sus instintos bestiales. En realidad no se puede esperar más de una analfabeta que, embrutecido por el licor, actúa no con raciocinio de un ser humano sino con el instinto de una bestia. Quince días antes de tomar posesión del cargo, la maestra y ex regidora Consuelo Rivas Gleason le dio un curso intensivo de ese lapso de tiempo para aprender a leer tan solo unas cuantas palabras.
Dos aspectos llaman la atención. Primero, que ninguno de los ediles miembros del Cabildo, que es la máxima autoridad del municipio, ha dicho una sola palabra y su silencio parece protector para este delincuente sin sentencia. Segundo, que solamente Vespertino, Canal 2 de televisión y ahora el Diario Noticias del Sol de la Laguna han tratado, periodísticamente, esta nota que más que policíaca, es de peligro social pues desde ahora todos los torreonenses debemos tener cuidado de no toparnos con Gustavo Rodríguez, “El Caníbal”, porque estamos expuestos a una mutilación o a la muerte.
Gustavo Rodríguez no puede extraerse a la justicia como lo pretende. Debe ser juzgado como cualquier ciudadano de Coahuila. La impunidad no debe existir para este tipo de funcionarios públicos que denigran no solamente el cargo que ostentan sino la condición humana hasta rebajarla a lo animal, a lo irracional. ¿Hará algo el Cabildo? ¿O le brindará impunidad como a muchos otros más¿ Cristian Chairez es ayudante ¿o fue¿ de Gustavo “El Caníbal”. Batallaron muchos años pero se juntaron.
CUANDO EN NUESTRA anterior columna anticipamos el triunfo del PRI sobre el PAN en la próxima elección para la presidencia municipal de Torreón, lo hicimos mediante el análisis sereno de una situación política incontrovertible, difícil de superar en unos cuantos meses todos los yerros de tres años y medio de mal gobierno panista de José Ángel Pérez. Uno de los factores fundamentales de este análisis es que el PAN perdió la mitad de votos con respecto a la anterior elección de diputados federales; votos de panistas que fueron a dar al PRI como reprobación de sus propios dirigentes quienes, los propios panistas lo aceptan, se divorciaron del pueblo. Ellos les llaman “acercamiento” pero la realidad no es más que su soberbia, su petulancia, su falta de sensibilidad para gobernar y su ineficacia, con lo que una vez más demuestran que a los ciudadanos los quieren solamente para ir a votar y ellos quedarse con los grandes salarios y jugosos negocios a la sombra del poder.
¿SALDREMOS DE GUATEMALA y entraremos a Guatepeor¿ Caso inédito en Torreón. Tenemos dos presidentes municipales: uno, el real, el “legal”, el panista José Ángel Pérez y el otro, el virtual, el próximo a partir de las 12 horas del próximo primero de enero del 2010, el priista Eduardo Olmos Castro. Como ya se están repartiendo los cargos de la próxima administración priista, anote Usted, a Alejandro Froto y Miguel Mery, sí, el enanito aquel que le cargaba el maletín al entonces alcalde Salomón Juan Marcos, como regidores. A Isis Cepeda, actual regidora, hija de Mario Cepeda, como directora de Simas, A su otro hijo, “Mayito”, actual gerente de Simas Rural, como regidor. La cuota de poder de Samuel González es: para Claudia, actual síndica, la contraloría municipal y para su yerno Adrian, una regiduría. La “Caníbal” Rosa Guerrero, esposa de Gustavo Rodríguez, también presiona para que le den una regiduría. Mario Rodríguez Zerboni, aquel que fue oficial mayor la administración salomonista y a quien llamaban el “rey del diezmo” porque era el que cobraba el 10 por ciento a los proveedores y contratistas del municipio y el domingo compró cantidades industriales de votos en las colonias, busca llegar a la nómina municipal aunque no se sabe en qué cargo. Pablo Villalobos, de quien lo último que se recuerda es el proceso judicial que lo liga a las bandas de ladrones de los ductos de gasolina de Pemex en la Laguna y cuya investigación no ha terminado, podría ser Director de Seguridad Pública. Benjamín Noyola del Río, actual presidente de la Junta de Conciliación y muy cercano del grupo “Burbujo” de Lalito Olmos, podría estar en atención ciudadana. Con estas “negras” trayectorias de estos siniestros personajes podemos tener una idea de lo que será la próxima administración de Lalito Olmos.
Pero, hoy se reúne en Saltillo el Consejo Político del PRI en el estado y su presidente, Rubén Moreira, ¿no aseguró hace días que los candidatos priistas surgirán mediante una consulta a las bases del partido¿

Entre más conozco a Gustavo “El Caníbal” y a Chistian Chairez “La Verdulera”, más quiero a mis perros.
manuelpadillamunoz@hotmail.com